Hasselblad se ha destacado siempre por fabricar productos en el límite de la excelencia. El resultado de este empeño se traduce no sólo en imágenes espectaculares sino también en el placer de poseer un producto diferente, con empaque, que provoca sensaciones al tacto que ya no son habituales en el masivo mercado actual.

Indudablemente el compromiso de colaboración entre Sony y Hasselblad posibilita que la aportación "informática" de la firma japonesa nos haga disfrutar de las máximas y más avanzadas prestaciones de la fotografía digital, pero la parte mecánica, la atención a los detalles y los controles de calidad corren a cargo del fabricante sueco.

¿Quién puede sustraerse a los encantos de un Grip fabricado en madera natural?, ¿escoger entre 7 acabados diferentes?.

 Hasselblad Stellar

 

No considero preciso comentar el número de píxeles, el tamaños del sensor o los diferentes programas que posee, esto lo pueden ver en las especificaciones del modelo de Sony RX100 , (20,2 megapíxeles en Cmos de 1 pulgada), sobre el que se apoya electronicamente esta creación casi artesana.

La atención está en la calidad de los materiales, los cuidados detalles y por supuesto, como en todas las hasselblad, en la óptica Carl Zeiss con máxima luminosidad F/1.8.

Podrá obtener imágenes similares a las de su homóloga en Sony RX100, pero sensaciones durante la toma sólo con Hasselblad. Tomará buenas imágenes pero además pasará un buen día.

 

Hasselblad Stellar