Iluminacion de Estudio

El empleo de flashes esclavos para reforzar la iluminación de escenas fotográficas proporciona, casi siempre, resultados excelentes en los que se logra una iluminación proporcionada y adecuada a nuestros intereses; pero hay veces, en los que la combinación inadecuada de los equipos que utilizamos, por incompatibles, inpiden un resultado satisfactorio. 


Un problema habitual es el que se deriva de emplear como Flash Master o unidad principal, acoplado en la zapata de la cámara, un Flash TTl para hacer destellar el resto de unidades esclavas, no TTL, implicadas en la escena, como por ejemplo las cabezas de flash repartidas en el Estudio.

 


Los actuales sistemas de Flash TTL de las diferentes marcas son el resultado de una compenetración perfecta entra la sincronización de la cámara, que incluso cuenta con doble cortinilla de obturación, y un destello de flash complejo que se inicia  antes de que comience la exposición , para evaluar correctamente la cantidad de luz necesaria, y  finalmente lograr una correcta exposición de la imagen.


Por otro lado, los flashes de Estudio o flashes no TTL esclavos, emiten un único destello que se inicia por simpatía cuando reciben un estímulo procedente, ya sea de un destello desde el flash situado en la zapata de la cámara o bién desde un emisor inalámbrico que excite el receptor celular que incorporan las cabezas de flash, o las que como accesorio incorporamos a cualquier flash compacto.


El problema comienza cuando con la cámara en modo automático o semiatomático situamos un flash TTL en la zapata, pretendiendo que actúe como master que nos haga destellar el resto de las unidades de flash no TTL envueltas en la toma. En este caso, el Flash TTl situado en la cámara inicia el destello provocando que el resto de las unidades de Flash destellen por simpatía, sin que aún la cámara haya abierto la cortinilla encargada de la exposición. El resultado es que, para cuando la cortinilla del obturador se abra para efectuar la correcta exposición, los flashes esclavos ya "hace tiempo" que han destellado excitados por ese primer destello evaluativo que ha emitido el Flash TTL acoplado a la cámara. Aquí los flashes esclavos no habrán aportado nada en la iluminación que pretendíamos; es más habrán contribuido a una iluminación más deficiente que si hubiéramos disparado sólo con el Flash TTL; me explico:


Al emitir el flash TTL ese predestello evaluativo y saltar al unísono el destello de las unidades esclavas, la cámara ha interpretado que la escena cuenta con una luz sobresaliente que requiere en la exposición definitiva de una adecuación, tanto de la duración del destello del Flash TTL , que se acortará, como de los parámetros de la exposición de la cámara, acordes con la evaluación que ha realizado. Sin embargo, como hemos visto, para cuando la exposición final se produzca ya no podremos contar con esa iluminación esclava y la Foto nos quedará subexpuesta.


Solución: O trabajamos con la cámara y el Flash en modo manual y sin TTL, o recurrimos a dispositivos remotos que exciten a los flashes esclavos sincronizados con la cámara.
Una tercera solución algo más costosa son los nuevos remotos Pocket Wizard TT1 y TT5 TTL que permiten trabajar con la cámara disfrutando de las ventajas de un sistema de evaluación de la Luz incomparable.

Iluminacion TTL

Los ejemplos anteriores corresponden, 1º a una imagen correctamente iluminada y expuesta, atendiendo al esquema recomendado de cámara en modo de exposición manual, flash compacto en la zapata en modo manual, o disparador remoto, y flashes de estudio sincronizados.

El ejemplo nº2 corresponde a una imagen tomada con la cámara en modo automático de exposición, flash en modo TTL en la zapata de la cámara y flashes de estudio desconectados.

En el tercer ejemplo se advierte ya la subexposición provocada por el empleo del flash compacto en modo TTL sobre la zapata de la cámara, estando ésta en modo automático de exposición. Los flashes de estudio han disparado el destello excitados por el destello evaluativo del flash compacto sin que hayan intervenido en la exposición final de la cámara.  El destello del flash sobre la cámara se ha efectuado inclinando el reflector hacia arriba para anular el destello frontal, de ahí que aún conserve una subexposición menor que en la siguiente imagen.

En la última toma la subexposición es muy acusada, ya que empleando el mismo esquema de la toma nº3, hemos dirigido el destello del flash compacto, situado sobre la zapata de la cámara, frontalmente al motivo. Se observa claramente que en la exposición de la cámara , no sólo no han intervenido los flashes de estudio, que han destellado antes de tiempo, sino que incluso la cámara ha ajustado los valores de diagragma y velocidad calculando una iluminación muy abundante y que finalmente no ha existido en el momento de la exposición definitiva.